El ladrón.

| 0 Comentario

 

Se puede culpar a aquel que desea fervientemente aquello que le es imposible crear y que con solo estirar la mano, puede hacer propio?

Su pregunta quedo sin respuesta cuando el frío acero de la justicia divina, le rebano la tapa de los sesos.

Responde

Los campos requeridos son marcados como *.