El ULTIMO NO MORTAL

| 0 Comentario

En el no tiempo, ella reinaba.

El aire, el verde, el viento, el agua.

El atomo, la campana, la lluvia, la llama

La ceniza, la bruma, la mente, la espalda.

La marea, la nave, el beso, la salvia.

La inmensa costa que encerraba e invitaba.

Que no sabia de aquello que no le contaban.

Que permitia irse lejos, y al mismo tiempo, tramaba.

Cuales historias contar? Y cuales guardar sin habla?

Un Abril trajo un jinete en un dron.

Y un Dios con cara.

Sabia aquel que vino, del poder de su espada?

Sabia que su carne incitaba y que su piel quemaba?

Pensaba quiza, que en la noche iluminaba?

No creo que el caballero peleara sin armas.

Sabia bien la no doncella de su lengua salada.

Sabia bien que el mar la devoraria si no se cuidaba.

Y no se cuidaba.

Y no se cuidaba.

Pensaba que lo eterno, siempre amenazaba.

Y esperaba tambien, que aquello durara.

Sentia que el sol, nunca quemaba.

Y por lo bajo invocaba, al espiritu de las hadas.

Su mente volaba, mientras el cabalgaba.

Y ella se fundia en aquello, que lo bello invocaba.

No habia grito ni silecio.

Solo crugido de almas.

Y el vaiven travieso,

de aquellos se aman.

 

 

 

Responde

Los campos requeridos son marcados como *.